Reflexión con santa Teresita

sábado, 4 de febrero de 2012

Teresita se abandonó confiadamente a la bondad infinita de Dios; quería ser su "juguete". Es lo que Jesús nos pide: "El que no recibe el Reino como un niño, no entrará en él" (Lc 18,17).

Oremos
Padre nuestro, por intercesión de santa Teresita, te pedimos que derrames sobre nosotros una lluvia de gracias celestiales para que el amor anide en todos los corazones tal como fructificó en el de tu hija. Por Jesucristo, nuestro Señor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Teresita Carmelita. Design by Pocket